8 de diciembre de 2013

Recuerdo la falda tableada de lana gris, el uniforme de colegio religioso.

Los pecados.

A la gula, la avaricia y la envidia, las mató la lujuria.

Y la culpa.

Una falda gris cubre un vientre de niña.

Unas bragas blancas
Y baratas. De algodón.
contienen sus tobillos.

Y la culpa está helada.
Y tiemblo.

Husmeo tu tumba porque no soporto este frío.

La maldita ausencia azul insertada en mis clavículas.


La nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario